Tres Amapolas. Lo que ocurrió cuando empecé a usar compresas lavables

Hola! No hace mucho compartía con el mundo mi experiencia con la magnifica copa menstrual. Me encanta, de verdad que me encanta. Pero no había conseguido deshacerme al 100% de los salvaslips. Tenía varias cajas todavía en casa y tengo que reconocer que por miedo al derrame (ya me pasó una vez, puñeteras prisas) los usaba muy de vez en cuando. Esto tenía yo que solucionarlo. No quería seguir siendo esclava del desechable por poco que fuera! Sobre todo porque a mi con esos chismes me pica hasta el alma.

Continue Reading